18.12.14

Al sur

Todo comenzó al dejar mi maleta en el mostrador, ahí creí que era cierto que me iba, pero faltaban muchas horas para mi destino y yo sólo pensaba que aún algo podía pasar y no llegaría. Tal vez ahora suena bastante ridículo, pero eso sentía todo el tiempo. Que simplemente no iba a suceder.



Me dio tiempo de comer un poco y de poder despedirme. Isa me llevó un libro, una historia sin fin que no abrí en todo el camino. Sucede que no sentía que tenía que abrirlo, que no era su momento.

Iba hecha un caos, llevaba una bolsa con un montón de suéteres, cámaras y cargadores, audífonos enormes y una revista con Mafalda en la portada. Pasé hacia la sala de espera y encendí mi celular. Ahí estaba yo, sola, como la primera vez que viaje en avión hace algunos años. Mientras estaba en la fila para abordar, mi mamá estaba al teléfono. Me daba indicaciones como toda madre preocupada cuando su hija se escapa a otro país, pero también me dijo que no necesitaba de todas esas palabras, porque siempre he sido fuerte y hábil. Me dio la fuerza necesaria para no quebrarme y salir corriendo, para no escribirle y decirle que me detuviera, que no era verdad, que no quería. Al colgar supe que tenía que hacer un pacto conmigo y con mis sentimientos. Así es, estamos solos, dile que si a la aventura. Y volé.

23.10.14

Rincones de Chapultepec

Llevaba meses queriendo visitar el audiorama con luz de día, ya que la primera vez que fui a éste lugar fue en una visita nocturna por algunos rincones del Bosque de Chapultepec, pero finalmente pude ir hace un par de semanas. Tal vez el día no fue perfecto gracias al cielo gris y a la pequeña tormenta que nos tocó al salir, pero pude tomar éstas fotografías como constancia de la aventura que iniciaba ;)


17.10.14

d e s a p e g o

He perdido mis lentes de sol, mi bello regalo, lo que uso prácticamente todo el tiempo. En una caminata por el centro, de pronto desaparecieron como por arte de magia. No se que voy a hacer en los próximos días, estaré con paranoia y cuidaré en exceso lo que creo que puede perderse. Fui al punto en este post porque necesitaba decirlo y decirlo, escribirlo y gritarlo con letras minúsculas. 

Siempre busco significados ajenos a las situaciones, en éste caso, la perdida casi inexplicable de algo material que es muy, muy valioso para mi, significó sólo una cosa: desapego. Así que me dejaré llevar y soltaré un poco la cuerda de mi zona de confort. Llevaré mi casita como caracol hacia otro sitio o tal vez sólo siga caminando.

Se que las fotografías no tienen nada que ver con lo que escribo, excepto por el detalle de que en ellas aparecen mis lentes favoritos, pero no encontraba otras fotografías para poder ilustrar el tema. Tendría que contarles qué día y en qué situación se tomaron éstas fotos, quién fue el fotógrafo y un montón de conexiones mágicas que me llegan a la mente en este momento. Así que ahora mismo me despido de ellos, de mi armadura, porque se que ya vendrán unos nuevos ;) 



9.10.14

Islas Marietas

Desde hace muchos años tenía la intención de conocer este lugar, pero me había quedado sólo en ese punto de curiosidad. Fue hasta julio de éste año que mi deseo se concedió, aun si saber nadar.


5.9.14

Chomp Chomp

Chomp Chomp es un lugar miniatura en la colonia Cuauhtémoc. Amo sus galletas, amo que sea ñoñísimo, amo que haya un gato rondando por ahi todo el tiempo y que las personas lo acaricien y lo saluden como todo un vecino distinguido.

4.9.14

awake




Continuando y cerrando por completo con el mood del blog por el post anterior, coloco éstas fotografías que tomé hace un tiempo. Me han gustado bastante y no quiero que se queden en el olvido. Es sólo una constancia de que todo en mi vida es por amor, hasta las despedidas.